Perlas clínicas de hipertensión arterial de la Biblioteca Cochrane (III)

3.-Antagonistas del calcio frente a otras clases de fármacos en hipertensión.

Publicada el 4 de agosto de 2010, revisa todos los ensayos clínicos aleatorizados (ECA) que comparan los antagonistas del calcio como fármacos de primera línea con otros fármacos antihipertensivos. 4

Hallazgos: la revisión incluye 18 ECA con 141.807 pacientes. No hubo diferencias en cuanto a mortalidad entre los antagonistas del calcio utilizados como fármacos de primera línea u otro tipo de fármacos. Los calcio-antagonistas disminuyen los eventos cardiovasculares (CV) totales en comparación con los betabloqueantes, RAR 1,5% [0,7- 2,1] pero aumentan los eventos CV en comparación con las tiazidas, IAR 1% [0,1 -1,9]. Los antagonistas del calcio aumentan la insuficiencia cardiaca congestiva en comparación con las tiazidas, IAR 1,7% [1,1 -2,3], los IECA IAR 1,1% [0,4 -1,8] y los antagonistas de los receptores de angiotensina (ARA), IAR 1% [0,3 -1,8], pero disminuyen los ictus en comparación con los IECA, AAR 0,6% [0,1 – 1.1].

Conclusión: son preferibles los diuréticos tiazídicos como fármacos de primera línea sobre los antagonistas del calcio para una reducción óptima de los eventos CV. La revision no distingue entre antagonistas del calcio, IECA y ARA pero proporciona evidencia que apoya el uso de los antagonistas del calcio sobre los betabloqueantes. Muchas de las diferencias halladas en la presente revisión no son robustas y las conclusiones podrían modificarse con estudios adicionales.

Implicaciones clínicas: los antagonistas del calcio son la segunda o tercera opción en hipertensión. Cuando los médicos los utilicen deberían advertir a los pacientes que pueden sufrir insuficiencia cardiaca como efecto adverso potencial.

RAR- reducción absoluta de riesgo
IAR – incremento absoluto de riesgo

Referencias:

4.- Chen N, Zhou M, Yang M, et al. Calcium channel blockers versus other classes of drugs for hypertension. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Issue 8. Art. No.: CD003654. DOI: 10.1002/14651858.CD003654.pub4.

Perlas clínicas de hipertensión arterial de la Biblioteca Cochrane (II)

2.- Betabloqueantes para hipertensión

Publicada online el 1 de enero de 2009, esta revisión informa sobre todos los ECA que comparan los betabloqueantes, como primera línea de tratamiento, con placebo, con ningún tratamiento o con otras clases de fármacos antihipertensivos. 3

Hallazgos: la revisión incluye 13 ensayos clínicos aleatorizados (ECA) con 91.561 pacientes. Confirma que, en comparación con placebo o ningún tratamiento, los betabloqueantes no reducen la mortalidad, pero disminuyen eventos cardiovasculares (CV), RAR 0,6% [0.1, 1.2]. En las comparaciones frente a frente los betabloqueantes aumentan la mortalidad en comparación con las tiazidas, los antagonistas del calcio y los inhibidores del sistema renina-angiotensina (IECA), IAR 0,6% [0,2, 1.0]. También aumentan los eventos CV totales en comparación con las thiazidas, los antagonistas del calcio y los IECA IAR 1,1% [0,6, 1.6].

Conclusión: la evidencia disponible no respalda el uso de betabloqueantes como fármacos de primera línea en el tratamiento de la hipertensión. Esta conclusión se basa en el efecto relativamente débil de los betabloqueantes para reducir los ictus y la ausencia de efecto sobre la enfermedad coronaria en comparación con placebo o ningún tratamiento. Lo que es más importante, se basa en la tendencia a peores resultados en comparación con antagonistas del calcio, IECA y diuréticos tiazídicos. La mayoría de la evidencia para estas conclusiones proviene de ensayos donde el betabloqueante utilizado fue el atenolol (75% de los participantes con betabloqueantes en esta revisión).

Implicaciones clínicas: los resultados inferiores de morbilidad y mortalidad con betabloqueantes les convierten en la mejor opción como cuarta línea de tratamiento para la hipertensión. Se necesitan más ECA para saber si estos peores resultados se limitan al atenolol o a todos los betabloqueantes.6

RAR- reducción absoluta de riesgo
IAR – incremento absoluto de riesgo

Referencias:

3.- Wiysonge CSU, Bradley HA, Mayosi BM, et al. Beta-blockers for hypertension. Cochrane Database of Systematic Reviews 2007, Issue 1. Art. No.: CD002003. DOI: 10.1002/14651858.CD002003.pub2.

6.- Wright JM.  Choosing a first-line drug in the management of elevated blood pressure.  What is the evidence?  Beta-blockers.  Can Med Assoc J 2000;163:188-192. http://www.cmaj.ca/content/163/2/188.full

Perlas clínicas de hipertensión arterial de la Biblioteca Cochrane (I)

1.- Fármacos de primera línea en hipertensión

Publicada el 8 de julio de 2009, esta revisión aporta evidencia de todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA) sobre el fármaco (de los 6 tipos principales) utilizado en primer lugar como parte de un tratamiento escalonado en comparación con placebo o ningún tratamiento. Responde a la pregunta: ¿qué clase de fármaco es el mejor como primera línea para el manejo de pacientes con hipertensión arterial? 1

Hallazgos: la revisión incluye 24 ECA con 58.040 pacientes. Como primera línea de tratamiento:

– Las tiazidas a dosis bajas reducen los eventos coronarios, RAR 1,1% [0,6, 1,5], mientras que a dosis altas no, RAR 0% [- 0,4, 0,5].

– Las tiazidas a dosis bajas (19.874 pacientes) reducen la mortalidad, RAR 1,2% [0,3, 2,0] y los eventos cardiovasculares (CV) totales, RAR 3,9% [3,1, 4,7].

– Los betabloqueantes (19.313 pacientes) reducen los eventos CV totales, RAR 0,8% [0,2, 1,4], pero no la mortalidad.

– Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) (6.002 pacientes) reducen la mortalidad, RAR 2,3% [0,7, 3,8] y los eventos CV totales, RAR 4,8% [3,0, 6.6].

– Los antagonistas del calcio (4.695 personas) reducen los eventos CV totales, RAR 2,3% [1,1, 3,5], pero no la mortalidad.

No se encontraron ensayos para otras clases de fármacos.

Conclusión: la primera línea de tratamiento con tiazidas a dosis bajas reduce morbi-mortalidad. Los IECA y los antagonistas del calcio pueden ser igual de efectivos pero la evidencia es más débil (intervalos de confianza  más amplios). Los betabloqueantes y las dosis altas de tiazidas son peores como primera línea de tratamiento que las dosis bajas de tiazidas.

Implicaciones clínicas: la evidencia del beneficio de las tiazidas a dosis bajas como fármacos de primera línea, fundamentalmente para prevención primaria, es de tal magnitud que es improbable que sea revocada. Afortunadamente, además las tiazidas son baratas. Los datos de los IECA son en su mayoría de prevención secundaria (personas con hipertensión en el estudio HOPE 2), lo que explica las RAR numéricamente superiores.

RAR- reducción absoluta de riesgo

Referencias:

  1. Wright JM, Musini VM. First-line drugs for hypertension. Cochrane Database of Systematic Reviews 2009, Issue 3. Art. No.: CD001841. DOI: 10.1002/14651858.CD001841.pub2.
  2. The Heart Outcomes Prevention Evaluation Study Investigators. Effects of an angiotensin-converting-enzyme inhibitor, ramipril, on cardiovascular events in high-risk patients. N.Engl.J.Med 2000;342:145-53.

Perlas clínicas de hipertensión arterial de la Biblioteca Cochrane

CARTA NÚMERO 82 / JULIO-AGOSTO 2011

La colaboración Cochrane, fundada en 1993, es una organización independiente internacional sin ánimo de lucro. Su propósito es facilitar el acceso a información actualizada y precisa sobre los efectos de las intervenciones de salud en todo el mundo. Sus miembros realizan revisiones sistemáticas de alta calidad de los efectos de las intervenciones de salud y las publican en la Biblioteca Cochrane (http://www.thecochranelibrary.com). En Canadá, el acceso a los resúmenes de Cochrane es gratuito, pero el acceso a la revisión completa requiere una conexión de biblioteca (UBC o CPSBC). Muchos países (UK, Brasil, los países de bajos ingresos, etc.) y algunas provincias canadienses de Saskatchewan (Nueva Escocia) proporcionan on-line acceso universal libre al texto completo. Actualmente se está tratando de convencer al gobierno federal de que compre un acceso gratuito a la biblioteca Cochrane para todo el mundo en Canadá.

En el 2010 el factor de impacto de 6,186 de la Biblioteca Cochrane, figuraba entre las 10 mejores revistas de medicina general e interna (155 revistas).

Esta carta destaca 5 revisiones Cochrane sistemáticas sobre hipertensión, que aportan evidencia clínica clara para guiar la atención a pacientes.

El proyecto de la presente carta terapéutica fue presentado para su revisión a 60 expertos y médicos de atención primaria a fin de corregir cualquier inexactitud y para garantizar que la información es concisa y relevante para los médicos.

La acupuntura no tiene una suficiente evidencia como ayuda para dejar de fumar

Pregunta clínica

¿Qué eficacia tienen la acupuntura y las intervenciones relacionadas con la acupresión, la terapia con láser y la electroestimulación para dejar de fumar?

Respuesta

No hubo ninguna prueba consistente, libre de prejuicios de que la acupuntura, la acupresión, la terapia con láser o la electroestimulación fueran intervenciones eficaces para dejar de fumar. No hubo pruebas de que la acupuntura fuera superior a la lista de espera o a intervenciones psicológicas a corto (6 semanas) o largo plazo (6 meses a 1 año). Las pruebas sobre acupresión y estimulación con láser fueron insuficientes y no podían combinarse. La evidencia sugiere que la electroestimulación no fue superior a una electroestimulación simulada.

Advertencia

No se pudieron extraer conclusiones firmes ante la falta de pruebas y la existencia de problemas metodológicos. No hubo pruebas suficientes para descartar que la acupuntura pudiera ser superior a placebo.

Contexto

La acupuntura se utiliza con el objetivo de reducir los síntomas de retirada que experimentan las personas cuando intentan dejar de fumar. Tratamientos relacionados incluyen la acupresión, la terapia con láser y la estimulación eléctrica.

Revisión sistemática Cochrane

White AR et al. Acupuncture and related interventions for smoking cessation. Cochrane Reviews, 2011, Issue 1.

Esta revisión contiene 33  estudios que incluyeron 6.558 participantes. Perla Nº 301, marzo de 2011. Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero.

Pruebas limitadas sobre los beneficios de la promoción de la salud en la prevención de la enfermedad coronaria

Pregunta clínica

¿Son eficaces las intervenciones sobre múltiples factores de riesgo en la prevención primaria de la cardiopatía coronaria (CHD) en adultos sin clínica previa de enfermedad coronaria?

Respuesta

Las intervenciones sobre varios factores de riesgo produjeron pequeñas reducciones en los factores de riesgo, incluyendo la presión arterial, el colesterol y el tabaquismo. En contra de lo esperado, las intervenciones sobre varios factores de riesgo tuvieron poco o ningún impacto sobre el riesgo de mortalidad o morbilidad por enfermedad coronaria. Esto podría deberse a que  estos pequeños cambios en los factores de riesgo no se mantuvieron a largo plazo. Por otra parte, las pequeñas reducciones en los factores de riesgo podrían deberse a sesgos en algunos de los estudios. Las intervenciones incluyeron talleres, conferencias, sesiones individuales, consejos personales, administración de material escrito, asignaciones, paseos de compras y sesiones de cocina. Algunos estudios necesitaron que participasen en la intervención familiares, parejas o ambos. La duración media de seguimiento fue de 12 meses (entre 6 meses y 12 años).

Advertencia

La importante heterogeneidad en el análisis de todos los factores de riesgo no se explicaba por comorbilidades, el enmascaramiento en la asignación, el uso de fármacos antihipertensivos o hipolipemiantes, o por la edad de la prueba.

Contexto

En muchos países, hay entusiasmo por “programas de corazón sano” que utilizan el asesoramiento y los métodos educativos para animar a la gente para reducir su riesgo cardiovascular. Los factores de riesgo sobre los que se realizan tales intervenciones incluyen hipercolesterolemia, el consumo excesivo de sal, la hipertensión arterial, el sobrepeso, la dieta rica en grasas, el tabaquismo, la diabetes y el sedentarismo.

Revisión sistemática Cochrane

Ebrahim S. Multiple risk factor interventions for primary prevention of coronary heart disease. Cochrane Reviews, 2011, Issue 1. Article No. CD001561. DOI: 10.1002/14651858.CD001561.pub3.

Esta revisión contiene 55 estudios que incluyeron 163.471 participantes. Perla Nº 296, febrero de 2011. Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero.

No hay pruebas suficientes que apoyen el reposo en cama para prevenir el aborto

Pregunta clínica: ¿es eficaz el reposo en cama para el riesgo de aborto?

Respuesta: No hay evidencia suficiente de que el reposo en cama bien en el hospital o en el hogar prevenga el aborto involuntario en mujeres con viabilidad fetal confirmada y hemorragia vaginal en la primera mitad del embarazo. En un ensayo se produjo un mayor riesgo de aborto en las mujeres en el grupo de reposo en cama que en las de un grupo de terapia de gonadotropina coriónica humana sin reposo en cama.

Advertencia: El pequeño número de participantes en los estudios revisados es un factor importante que contribuye a resultados poco concluyentes. Actualmente no hay pruebas que puedan apoyar la recomendación de reposo en cama en la prevención del aborto involuntario, ya que ninguno de los estudios evaluaron los efectos secundarios potenciales de reposo en cama (eventos tromboembólicos, estrés materno, la depresión y el coste).

Contexto: El aborto involuntario sucede en el 10 a 15% de los embarazos en función de la edad materna y la paridad previa. Se asocia con anomalías cromosómicas en aproximadamente la mitad o dos tercios de los casos. Muchas intervenciones se han utilizado para prevenir el aborto involuntario, pero el reposo en cama es probablemente la más comúnmente prescrita en casos de amenaza de aborto y para aquellas con una historia previa de abortos.

Revisión Sistemática Cochrane:
Aleman A et al. Bed rest during pregnancy for preventing miscarriage. Cochrane Reviews, 2010, Issue 10. Article No. CD003576. DOI: 10.1002/14651858.CD003576.pub2.
Esta revisión incluyó 2 estudios con 84 participantes

PERLA N º 288, noviembre 2010
Escrita por Brian R McAvoy. Traducida por Google y Rafael Bravo

Betabloqueantes y tiazidas son eficaces, pero disminuyen la presión arterial con patrones distintos

Pregunta clínica
¿Cómo de eficaces son los betabloqueantes como tratamiento de segunda línea para la hipertensión arterial primaria?

imagen tomada del blog "diario del toc"

Respuesta
Al añadir un betabloqueante a un diurético o a un fármaco bloqueador de los canales de calcio se reduce la tensión arterial (TA) en 6/4 y 8/6 mmHg en dosis de 1 y 2 veces las dosis recomendadas por el fabricante como dosis inicial. Los betabloqueantes (en 1 a 2 veces la dosis inicial) disminuyen la frecuencia cardiaca en 10 latidos por minuto. Cuando se comparó el efecto de esta disminución de TA en esta revisión con el de los diuréticos tiazídicos en una revisón previa, se encontró que los betabloqueantes como segunda línea disminuyen la TA sistólica en la misma medida que los diuréticos tiazídicos en segunda línea, pero reducían en mayor grado la TA diastólica.
Advertencia
No hubo un aumento estadísticamente significativo en cuanto a retiradas de betabloqueantes por efectos adversos, pero esto fue debido probablemente a la ausencia de este resultado en los informes del 35% de los ensayos clínicos controlados aleatorizados incluidos. La duración de los ensayos fue corta, entre 3 y 12 semanas, con una media de 7 semanas.
Contexto
El distinto efecto de los betabloqueantes en la TA diastólica significa que tienen poco o ningún efecto sobre la presión de pulso, mientras que las tiazidas provocan una disminución significativa dosis-dependiente en la presión de pulso. Este patrón distinto de descenso de TA de los betabloqueantes respecto a las tiazidas podría ser la explicación de que los betabloqueantes parecen ser menos efectivos para disminuir eventos cardiovasculares adversos que los diuréticos tiazídicos, fundamentalmente en individuos mayores. Aunque pueden contribuir factores independientes del descenso de la TA en la reducción de la morbi-mortalidad asociada con los fármacos antihipertensivos, la capacidad de disminuir la TA sigue siendo un factor importante. Combinando fármacos antihipertensivos que posean diferentes mecanismos de acción, cada fármaco puede potencialmente neutralizar o minimizar mecanismos contrarreguladores activados por el otro y así ayudar a reducir aún más la TA.
Revisión sistemática Cochrane
Chen JMH et al. Blood pressure lowering efficacy of beta-blockers as second-line therapy for primary hypertension. Cochrane Reviews 2010, Issue 1. Article No. CD007185. DOI: 10.1002/14651858.CD007185.pub2.
Esta revisión contiene 20 estudios que incluyeron 3.744 participantes
Perla Nº 266, junio de 2010.
Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero.

Los números de 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: ¡Este blog lo está haciendo genial!.

Números crujientes

Featured image

Un duende de estadísticas ha creado esta pintura abstracta, inspirada en tus estadísticas.

Un Boeing 747-400 transporta hasta 416 pasajeros. Este blog fue visto cerca de 8,000 veces en 2010. Eso son alrededor de 19 Boeings 747-400.

En 2010, publicaste 11 entradas nueva, haciendo crecer el arquivo para 34 entradas. Subiste 3 imágenes, ocupando un total de 39kb.

Tu día más ocupado del año fue el 2 de diciembre con 58 visitas. La entrada más popular de ese día fue Pruebas insuficientes sobre los beneficios de las vacunas de la gripe en ancianos.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran fisterra.com, guiasalud.es, search.conduit.com, portaldemedicina.com y es.wordpress.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por atrofia vajinal, atrofia vaginal, estrogenos locales, ejercicios para artrosis de rodilla y perlas cochrane.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

Pruebas insuficientes sobre los beneficios de las vacunas de la gripe en ancianos noviembre, 2010

2

Los ejercicios acuáticos son beneficiosos para la artrosis de rodilla y cadera enero, 2008
3 comentários

3

Estrógenos locales para la atrofia vaginal en mujeres posmenopáusicas noviembre, 2007
1 comentario

4

Un sencillo test de la voz susurrada es efectivo para detectar problemas de audición noviembre, 2007

5

de que va esto septiembre, 2007
3 comentários

Ausencia de pruebas del beneficio del oxígeno en el infarto agudo de miocardio

Pregunta clínica

¿El tratamiento con oxígeno inhalado de forma rutinaria es eficaz en pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM)?

Respuesta

No hay ninguna prueba concluyente de ensayos controlados aleatorizados que apoye el uso sistemático de oxígeno inhalado en pacientes con IAM. No hubo diferencias en el uso de analgésicos entre el grupo de oxígeno y los grupos de aire (aire respirado naturalmente o a través de una mascarilla). De los fallecidos, murieron casi 3 veces más personas que habían recibido oxígeno en comparación con los pacientes que habían recibido aire.

Advertencia

En este área la evidencia es escasa, de mala calidad y anterior a los avances en técnicas de reperfusión y métodos de ensayo. La evidencia disponible sugiere daño pero carece de poder, por lo que estos resultados podrían ser debidos al azar.

Contexto

El oxígeno se ha recomendado ampliamente para pacientes con IAM sin embargo una revisión ha sugerido que puede hacer más mal que bien. Otras revisiones sistemáticas han concluido que hay pruebas insuficientes para saber si el oxígeno reducido, aumentaba o no tenía ningún efecto sobre el corazón, la isquemia o el tamaño del infarto.

Revisión sistemática Cochrane

Cabelo JB et al. Oxygen therapy for acute myocardial infarction. Cochrane Reviews, 2010, Issue 6. Article No. CD007160. DOI: 10.1002/14651858.CD007160.pub2.

Esta revisión contiene 3 estudios que incluyeron 387 participantes

Perla Nº 282, octubre de 2010.

Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero