Archivo de la categoría: Geriatría

Betabloqueantes y tiazidas son eficaces, pero disminuyen la presión arterial con patrones distintos

Pregunta clínica
¿Cómo de eficaces son los betabloqueantes como tratamiento de segunda línea para la hipertensión arterial primaria?

imagen tomada del blog "diario del toc"

Respuesta
Al añadir un betabloqueante a un diurético o a un fármaco bloqueador de los canales de calcio se reduce la tensión arterial (TA) en 6/4 y 8/6 mmHg en dosis de 1 y 2 veces las dosis recomendadas por el fabricante como dosis inicial. Los betabloqueantes (en 1 a 2 veces la dosis inicial) disminuyen la frecuencia cardiaca en 10 latidos por minuto. Cuando se comparó el efecto de esta disminución de TA en esta revisión con el de los diuréticos tiazídicos en una revisón previa, se encontró que los betabloqueantes como segunda línea disminuyen la TA sistólica en la misma medida que los diuréticos tiazídicos en segunda línea, pero reducían en mayor grado la TA diastólica.
Advertencia
No hubo un aumento estadísticamente significativo en cuanto a retiradas de betabloqueantes por efectos adversos, pero esto fue debido probablemente a la ausencia de este resultado en los informes del 35% de los ensayos clínicos controlados aleatorizados incluidos. La duración de los ensayos fue corta, entre 3 y 12 semanas, con una media de 7 semanas.
Contexto
El distinto efecto de los betabloqueantes en la TA diastólica significa que tienen poco o ningún efecto sobre la presión de pulso, mientras que las tiazidas provocan una disminución significativa dosis-dependiente en la presión de pulso. Este patrón distinto de descenso de TA de los betabloqueantes respecto a las tiazidas podría ser la explicación de que los betabloqueantes parecen ser menos efectivos para disminuir eventos cardiovasculares adversos que los diuréticos tiazídicos, fundamentalmente en individuos mayores. Aunque pueden contribuir factores independientes del descenso de la TA en la reducción de la morbi-mortalidad asociada con los fármacos antihipertensivos, la capacidad de disminuir la TA sigue siendo un factor importante. Combinando fármacos antihipertensivos que posean diferentes mecanismos de acción, cada fármaco puede potencialmente neutralizar o minimizar mecanismos contrarreguladores activados por el otro y así ayudar a reducir aún más la TA.
Revisión sistemática Cochrane
Chen JMH et al. Blood pressure lowering efficacy of beta-blockers as second-line therapy for primary hypertension. Cochrane Reviews 2010, Issue 1. Article No. CD007185. DOI: 10.1002/14651858.CD007185.pub2.
Esta revisión contiene 20 estudios que incluyeron 3.744 participantes
Perla Nº 266, junio de 2010.
Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero.

Pruebas insuficientes sobre los beneficios de las vacunas de la gripe en ancianos

Pregunta clínica

¿Son eficaces las vacunas para prevenir la gripe, enfermedades similares a la gripe, hospitalizaciones, complicaciones y mortalidad en las personas de 65 años o más?

Respuesta

Se encontraron pruebas insuficientes sobre eficacia o efectividad de las vacunas de la gripe en  personas de edad avanzada, independientemente de la configuración, resultado, población y diseño de los estudios. Las vacunas de la gripe más comúnmente utilizadas fueron las inactivadas trivalentes. El perfil de seguridad de salud pública de las vacunas parece ser aceptable. Hasta que se aclare el papel de las vacunas para prevenir la gripe en ancianos, deben aplicarse las estrategias más eficaces e integrales posibles para el control de las infecciones respiratorias agudas. Estas deben depender de varias intervenciones preventivas que tengan en cuenta la naturaleza multi-agente de la gripe y su contexto (como la higiene personal, suministro de electricidad y alimentos adecuados, agua y salubridad).

Advertencia

Los resultados se basaron principalmente en estudios (observacionales) no experimentales, que eran de mayor riesgo de sesgo, puesto que no hay muchos ensayos disponibles de buena calidad (sólo un ensayo controlado aleatorizado). Estudios realizados en residencias muestran la naturaleza inevitablemente improvisada de  los esfuerzos para estudiar el efecto de la vacunación durante una epidemia. La población de las residencias es generalmente más homogénea que en la comunidad: mayores, con exposiciones parecidas al virus y similares niveles de riesgo.

Contexto

La vacunación antigripal en personas ancianas se recomienda en todo el mundo, puesto que los pacientes de 65 años o más corren un mayor riesgo de complicaciones, hospitalizaciones y muertes por la gripe. En el año 2000, 40 de 51 países de ingresos medios o altos que recomendaron la vacunación a todas las personas de 60 o 65 años o más (1).

Revisión sistemática Cochrane

Jefferson T et al. Vaccines for preventing influenza in the elderly. Cochrane Reviews, 2010, Issue 2. Article No. CD004876. DOI: 10.1002/14651858.CD004876.pub3.

Esta revisión contiene 75 estudios que incluyeron 2.450.000 participantes

Perla Nº 281, septiembre de 2010.

Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero

(1) Van Essen GA. Vaccine 2003;21:1780-5.

El ejercicio físico mejora el equilibrio en las personas mayores

Pregunta Clínica: ¿Es efectivo el ejercicio físico para mejorar el equilibrio en las personas mayores?

Respuesta: El ejercicio físico tiene efectos positivos estadísticamente significativos sobre el equilibrio en las personas mayores, a diferencia de la actividad habitual. Las intervenciones que parecen tener el mayor impacto fueron marcha, equilibrio, ejercicios funcionales y de coordinación, fortalecimiento de músculos y múltiples ejercicios. La mejoría se observó en la capacidad de mantenerse parado sobre un solo pie y en poder extenderse hacia adelante sin perder el equilibrio ni caminar.

Advertencia: Muchos de estos pequeños ensayos (el más grande tuvo 620 participantes) mostraron una variedad de fallas metodológicas, en particular no hubo medidas estandarizadas para determinar la capacidad de equilibrio. Por otra parte, la falta de seguimiento de los pacientes hace difícil determinar los efectos a largo plazo de las intervenciones (el ensayo más largo duró 12 meses pero la mayoría duró solamente unas pocas semanas o meses).

Contexto: La disminución del equilibrio puede estar asociada con un aumento en el riesgo de caídas. En los adultos mayores, las caídas a menudo conducen a lesiones, pérdida de la independencia, enfermedades asociadas y muerte prematura.

Referencia: Howe TE et al. Exercise for improving balance in older people. Cochrane Reviews 2007, Issue 4. Art No : CD004963. DOI : 10.1002/14651858. CD004963.pub2. Esta revisión incluyó 34 ensayos con 2.883 pacientes.

Fecha (Autor-Traductora) Noviembre 2007 (Brian R McAvoy- Silvia Spina

NNT = número necesario a tratar para beneficiar a una persona.

NND = número necesario para dañar a una persona.

El NNT y el NND solamente son informados si los estudios o la combinación de ellos son estadísticamente significativos.

Aviso: PERLAS es solo para uso educativo y no pretende guiar la práctica clínica ni ser una guía de práctica clínica