Archivos Mensuales: diciembre 2010

Ausencia de pruebas del beneficio del oxígeno en el infarto agudo de miocardio

Pregunta clínica

¿El tratamiento con oxígeno inhalado de forma rutinaria es eficaz en pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM)?

Respuesta

No hay ninguna prueba concluyente de ensayos controlados aleatorizados que apoye el uso sistemático de oxígeno inhalado en pacientes con IAM. No hubo diferencias en el uso de analgésicos entre el grupo de oxígeno y los grupos de aire (aire respirado naturalmente o a través de una mascarilla). De los fallecidos, murieron casi 3 veces más personas que habían recibido oxígeno en comparación con los pacientes que habían recibido aire.

Advertencia

En este área la evidencia es escasa, de mala calidad y anterior a los avances en técnicas de reperfusión y métodos de ensayo. La evidencia disponible sugiere daño pero carece de poder, por lo que estos resultados podrían ser debidos al azar.

Contexto

El oxígeno se ha recomendado ampliamente para pacientes con IAM sin embargo una revisión ha sugerido que puede hacer más mal que bien. Otras revisiones sistemáticas han concluido que hay pruebas insuficientes para saber si el oxígeno reducido, aumentaba o no tenía ningún efecto sobre el corazón, la isquemia o el tamaño del infarto.

Revisión sistemática Cochrane

Cabelo JB et al. Oxygen therapy for acute myocardial infarction. Cochrane Reviews, 2010, Issue 6. Article No. CD007160. DOI: 10.1002/14651858.CD007160.pub2.

Esta revisión contiene 3 estudios que incluyeron 387 participantes

Perla Nº 282, octubre de 2010.

Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero

La irrigación nasal con salino puede ser beneficiosa para las infecciones respiratorias agudas

Pregunta clínica

¿Es eficaz la irrigación nasal con salino en el tratamiento de los síntomas de infecciones agudas de vías respiratorias altas?

Respuesta

La irrigación salina nasal es un tratamiento seguro que puede ser de utilidad en algunos pacientes. La mayoría de los resultados no mostraron diferencias entre el tratamiento con solución salina nasal y los controles. En adultos, 1 estudio mostró una diferencia no significativa de medias de 0,3 días (sobre 8 días) para la resolución de los síntomas. La irrigación salina nasal se asoció con menos tiempo fuera del trabajo en 1 estudio, y hubo una tendencia hacia menor uso de antibióticos. Las molestias menores no fueron infrecuentes, y el 40% de los recién nacidos no tolera las gotas nasales de solución salina.

Advertencia

Las pruebas existentes son demasiado limitadas para recomendar la irrigación salina nasal como una intervención estándar. Los ensayos clínicos incluidos fueron demasiado pequeños y tenían un riesgo de sesgo demasiado alto para estar seguros sobre los posibles beneficios de la irrigación salina nasal en infecciones de vías respiratorias altas agudas.

Contexto

Las infecciones de vías respiratorias altas, incluyendo el resfriado común y la rinosinusitis, son afecciones comunes que causan molestia y debilidad y contribuyen significativamente al absentismo laboral. El tratamiento consiste generalmente en fármacos antipiréticos y mucolíticos y a menudo antibióticos, a pesar de que la mayoría de las infecciones son virales. La irrigación salina nasal se emplea a menudo como un tratamiento complementario para la sinusitis crónica o alérgica, pero poco se sabe acerca de su efecto en las infecciones de vías respiratorias altas agudas.

Revisión sistemática Cochrane

Kassell JC et al. Saline nasal irrigation for acute upper respiratory tract infections. Cochrane Reviews, 2010, Issue 3. Article No. CD006821. DOI:10.1002/14651858. CD006821.pub2.

Esta revisión contiene 3 estudios que incluyeron 618 participantes.

Perla Nº 283, octubre de 2010.

Escrita por Brian R McAvoy y traducida por Noelia Caballero